Sunday, July 31, 2011

Test para saber si sos un comprador pelotudo

Uno de los ámbitos en que mejor se puede observar la pelotudez de un individuo es en su conducta de consumo. 


En efecto: pelotudos muy famosos por su aparente sensatez, han venido a ser descubiertos por su innegablemente pelotuda conducta de consumo. Familias, noviazgos y relaciones de años, sabemos, se han disuelto impensadamente luego de que su contraparte ocasionalmente los ha acompañado a hacer algunas compras o ha accedido al resumen de su tarjeta de crédito. Pues si bien existen pelotudos esmerados en el arte de disfrazar su pelotudez con aires de circunspección y gravedad; incluso el pelotudo más disimulado capitula o se relaja frente a ofertas “tentadoras” y productos milagrosos. 


Si querés saber cuán pelotudo sos como comprador o cuán pelotuda es tu pareja, amigo o conocido, y cómo la publicidad (arte de engañar a pelotudos) afecta sus decisiones de consumo: tome o hágales tomar el siguiente test para compradores pelotudos. 

¿Compraste un Abtronic o el té del Dr. Ming?

Si compraste un Abtronic o el té del Dr. Ming, además de un comprador pelotudo, sos el típico pajero que busca resultados mágicos. Si querés adelgazar o tener abdominales como el de los calzones Eyelit, mové el culo de una vez. Si además de comprarlo, lo escondiste: sos un forro negador condenado a repetir las mismas pelotudeces.

¿Compraste una pulserita mágica del tipo boludo balance?

Si compraste una pulserita mágica del tipo boludo balance, además de un comprador pelotudo, sos un pelotudo exhibicionista y tilingo: te pones cosas porque las lleva cualquier pelotudo famoso y te encanta mostrarle al mundo lo pelotudo que sos. Hasta los fabricantes de la pulsera han admitido que es un fraude, y vos seguís haciéndole la pruebita del equilibrio a tus amigos, que ya saben que sos terrible pelotudo. 

¿Compraste la juguera Philips al doble de su precio en Garcayette?

Si compraste la juguera Philips al doble de su precio en Garcayette, además de pajero, sos un pelotudo facilón o una calentona que te gustan los tipos de rasgos neandertales. Es decir: que si te machacan un par de veces la cabeza o te encara un mono parecido a Luciano Castro, abrís las piernas y la billetera más rápido que  gato rubio con Soldán

¿Alguna vez enviaste un mensaje de texto al 2020 o servicio similar?

Si enviaste un mensaje de texto al 2020 o servicio similar, además de un comprador pelotudo, estas muy al pedo. Hacete un favor: anótate al menos en algún curso de los que publicitan en la contratapa del PATORUZÚ. 

¿Compraste el ejemplar de Billiken que venia con los Sea-monkey?

Si compraste el ejemplar de Billiken que venia con los Sea-monkey, sos un comprador pelotudo precoz. Si la compraron tus viejos, tené cuidado: el carácter de comprador pelotudo se hereda fácilmente. 

No comments:

Post a Comment

Post a Comment